CAN BASSA, Madremanya (Empordà)


CAN BASSA

Can Bassa es una antigua masía del siglo XIV rehabilitada y dividida en confortables alojamientos (casitas o habitaciones), en Madremanya, un pueblecito del Baix Empordà, muy cerca de la Bisbal.
       



Pedro e Isabel, sus propietarios, decidieron cambiar de estilo de vida, y así dejaron atrás Barcelona, la ciudad donde vivían, y se instalaron con sus tres hijos en este precioso pueblo. Can Bassa es el reflejo de sus propietarios, de su amor por el medio ambiente, la naturaleza, la vida tranquila, las antigüedades y la decoración. Las casitas y habitaciones se fueron diseñando poco a poco, respetando al máximo su construcción original, a cada una le asignaron un nombre, y las fueron decorando con todo el cuidado y detalle.




La cesta con el desayuno esperando en la puerta


Todo está muy pensado, limpísimo y ordenado, con lo que consiguen que te sientas como en tu propia casa. Es ideal tanto para venir en familia, solo, en pareja, o con amigas/os, tanto en invierno como en verano.

 

Además, están siempre predispuestos a atenderte y ayudarte en lo que necesites; el año pasado, sin ir más lejos, quise sorprender a mi marido con un fin de semana sin niñas y me ayudaron a localizar una profesora de yoga (para una clase particular) y a una masajista, encantadoras por cierto, para que vinieran a Can Bassa.
¡Un fin de semana redondo!

Can Bassa: 648.100.001

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sígueme por email

Blog Archive