BROOKLYN Una escapada a New York Parte III



Seguimos con mi escapada a Ney York. Hoy nos toca visitar Brooklyn, y en concreto las zonas de Williamsburg y Dumbo. Empecemos por Williamsburg, la zona de los hipsters, con tiendas vintage y de diseño, mercadillos brocantes, cafeterías, bares, restaurantes, y a tan sólo a una parada de metro desde Manhattan (Bedford Avenue linea L).


 




Es el barrio perfecto para visitar en fin de semana, y aprovechar para ir a alguno de sus mercadillos. Nosotros fuimos al Brooklyn Flea que se organizaba en una nave industrial en el corazón de Williamsburg. En este mercadillo, que en verano se hace al aire libre, podréis comprar de todo, desde muebles, objetos de decoración, ropa, fotografía, papelería, cuadros... y hasta las cosas más inverosímiles. 






Venden muchas cosas de segunda mano de estilo retro aunque también encontraréis productos nuevos de jóvenes diseñadores. Es casi imposible hacer una visita rápida ya que hay mil detalles para entretenerse a mirar pero por suerte también hay paradas de bebidas y comida para ir haciendo pausas y aprovechar el tiempo al máximo.



Marlow & Sons en Dumbo
81 Broadway (Brooklyn)

Dumbo se encuentra justo bajo el puente de Manhattan. Es un distrito de calles adoquinadas, llenas de antiguos almacenes del S. XIX, hoy reconvertidos en edificios de apartamentos de lujo, que ofrece unas visitas increíbles de Manhattan desde la ribera fluvial. A mi me dio la sensación de estar cruzando las calles que aparecen en las clásicas películas de gansters. 

El mismo domingo antes de ir a Williamsburg, paramos a desayunar a un nuevo concepto de local que nos habían recomendado Marlow & Sons y la verdad es que nos encantó. Es una mezcla entre bar de copas, cafetería, restaurante, carnicería, pastelería, quiosco y tienda donde comprar desde comida, ropa, toallas, trapos de cocina, objetos de decoración, jabón líquido a granel, y todo en no demasiados metros cuadrados. El desayuno estaba espectacular. 





Para los que no hayan estado nunca en NY recomiendo una par de cosas, la primera una cena romántica en el restaurante River Café. Situado bajo el puente de Brooklyn ofrece las vistas más espectaculares de Manhattan. No es un restaurante barato pero os puedo asegurar que nunca olvidaréis una cena en el River. 

La otra recomendación es cruzar el puente de Manhattan hacia Brooklyn a una hora que haya luz de día, y hacerlo de vuelta cuando ya esté anocheciendo. Es un clásico pero simplemente es que es espectacular.

To be continued...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sígueme por email

Blog Archive