HOSTAL EMPÚRIES UN HOSTAL PARA PERDERSE.






Un Hostal en la Costa Brava para perderse solo, en pareja o con niños. Podría recomendarlo únicamente por su privilegiada ubicación, frente al mar, y a trescientos metros de las ruinas grecoromanas de Empúries, pero son muchos los detalles que hacen de este Hostal un lugar especial. Para empezar, sus paseos por el camino de ronda, ya sea andando, haciendo footing o en bicicleta, (tienen servicio de alquiler de bicicletas),  desde el Hostal hasta Sant Martí d'Empúries, o desde el Hostal hasta la Escala.

 



El Hostal tiene dos partes claramente diferenciadas, la parte antigua, conservando el edificio del año 1907, y la parte nueva mediante la que ampliaron sus instalaciones. Ambas partes no sólo conviven en perfecta armonía si no que están totalmente integradas la una con la otra.

La Biblioteca.

Me encantó el ambiente familiar, la amabilidad de su personal, su cocina (de estilo mediterránea, con productos ecológicos), los deliciosos desayunos con vistas a la playa, y compartir junto a otros huéspedes, la biblioteca y la sala de estar, frente a la chimenea, donde se puede leer, jugar a las cartas, o simplemente relajarte tomando un té.

Entre la sala de estar y la biblioteca


Por último y mejor para parejas o para ir sólo ;) , decir que entre sus servicios tienen un Spa y clases de yoga gratuitas. Sea como sea, un verdadero placer. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sígueme por email

Blog Archive